Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document

Untitled Document

Desiertos interiores y exteriores

OscarFidencio Ibáñez
17 junio 2019
Sección: Blog, catblog

El 17 de junio de cada año se celebra el Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía. Este año se cumplen los primeros 25 años de su celebración y su lema es: “Construyamos el futuro juntos”. El 18 de junio se cumplen 4 años de la presentación de Laudato Si la encíclica del Papa Francisco que trata sobre temas ambientales, entre otros la desertificación y la sequía.

En la homilía de inicio de su pontificado, el Papa Benedicto XVI nos compartió una profunda reflexión sobre la vinculación de nuestra realidad espiritual con la realidad de nuestro entorno natural usando la imagen del desierto: “Los desiertos exteriores se multiplican en el mundo, porque se han extendido los desiertos interiores. Por eso, los tesoros de la tierra ya no están al servicio del cultivo del jardín de Dios, en el que todos puedan vivir, sino subyugados al poder de la explotación y la destrucción.”

En la humanidad: “hay muchas formas de desierto: el desierto de la pobreza, el desierto del hambre y de la sed; el desierto del abandono, de la soledad, del amor quebrantado. Existe también el desierto de la oscuridad de Dios, del vacío de las almas que ya no tienen conciencia de la dignidad y del rumbo del hombre.”

Y esta realidad nos lleva invariablemente a producir también desiertos en nuestro entorno, desde el aislamiento en las grandes urbes, hasta la desertificación de grandes espacios del planeta por sobreexplotación y falta de respeto a los ciclos biogeoquímicos e hidrológicos que modifican los ecosistemas. Los efectos negativos en la naturaleza se revierten contra sus habitantes produciendo contaminación, hambre, sequía, migraciones, conflictos y muerte.

Los “días mundiales” de cada tema están diseñados para promover la conciencia global sobre algún asunto en particular, en este caso, además de hacer un recuento de los esfuerzos para combatir la desertificación y la sequía en estos primeros 25 años, se busca hacer un esfuerzo para promover acciones más contundentes para proteger la cubierta vegetal y evitar el deterioro de los suelos, y que a su vez estas acciones reduzcan los impactos en el resto de los ecosistemas, incluyendo la pobreza, las hambrunas y los desplazamientos en las zonas más vulnerables del planeta.

En el tercer capítulo de Laudato Si, el Papa Francisco nos invita a reflexionar sobre la raíz humana de la crisis ecológica; las consecuencias del uso de la tecnología sin consideraciones éticas, además de la subordinación de la tecnología al poder económico que termina subyugando incluso al poder político evitando procesos de bien común, lo que convierte a toda criatura (incluyendo a los seres humanos) en objetos descartables o subordinados a la rentabilidad económica.

Quienes vivimos en entornos áridos, semi-áridos o en zonas con vulnerabilidad climática, podemos visualizar con mayor facilidad las consecuencias de la sobre explotación de recursos, sin embargo, la búsqueda de beneficio económico nubla las conciencias y nos mantiene en una pendiente irracional hacia la desertificación, que afecta a los más vulnerables y a las generaciones futuras.

Hagamos un esfuerzo por sanar nuestros desiertos interiores como un primer paso para sanar los desiertos exteriores, de otra manera, ambos desiertos crecerán y nuestra sequía existencial y ambiental aumentará. Danos Señor de tu agua para saciar nuestra sed, y poder compartir con otros el agua que da la vida.


DrOscarFidencioFACE2

Oscar Fidencio Ibáñez Hernández
@OFIbanez

Casado, padre de 3 hijos, profesor e investigador universitario, y bloguero. Ingeniero Civil, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en política y políticas ambientales.

Mexicano, católico, autor entre otros textos de “El Espíritu Santo en tiempos de Twitter: Documentos del Concilio Vaticano II para tuiteros. Celebrando el #AñoDeLaFe”

Admirador de la Creación en todas sus dimensiones. Nací en La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte (Hoy, Ciudad Juárez, Chihuahua).

>> ver más artículos de Oscar Ibáñez

Comentarios
1 comentario en “Desiertos interiores y exteriores”
  1. Sara Dijo:

    Decía Santa Teresa de Calcuta que el hambre que más encuentra ella en el mundo es el hambre de amor, y que el hambre de pan es fácil de satisfacer pero no la de amor. Empecemos alimentando de Amor a los que tenemos a nuestro alrededor, pues también Santa Teresa dice, buscas La Paz en el mundo, ve y ama a tu familia




Untitled Document
 

css.php