La segunda parte de la Antropología Teológica está dedicada al ser humano en cuanto ‘divinizado’ o ‘cristificado’. Estudiaremos la fuente de la gracia, Jesucristo, y la obra de la gracia en el ser humano. Veremos la relación entre naturaleza y gracia, es decir, la relación entre las estructuras de las que Dios ha dotado al ser humano en cuanto criatura y los dones que le ofrece. Se investigará sobre cuestiones morales específicas.
Ayuda con Buscar cursos